LAS NAVES DE LAS CORTES (1808-1812)

22,00

Ruiz, V. 261 Pág. Rústica. 24×17. El último servicio de la Marina de la Ilustración.

Categoría: ISBN: 9788477378259

Descripción

En 1789 la Marina de guerra española, aún era considerada, al menos, la tercera fuerza naval del mundo. En 1808, tan solo 2 décadas después, a España solo le quedan un puñado de barcos que apenas podían mantenerse en los arsenales. Una situación que, al iniciarse la guerra de la Independencia, condenó a los efectivos de la Armada a un papel secundario en el conflicto bélico. Esta visión es la que nos ha trasladado la historiografía tradicional sobre el estado de la Marina española a principios del siglo XIX y la de su «discreta» actuación en la guerra contra el francés. Sin embargo, la Armada española, heredera de la Marina de la Ilustración, aun no habí dicho su última palabra y en las postrimerías de su existencia se aventuró en importantes y arriesgadas misiones de transporte de caudales, tropas, prisioneros e incluso de los diputados en su viaje a las Cortes de Cádiz donde llegaron para promulgar la Constitución de 1812. Una efímera Carta Magna que al igual que la Marina, era resultado, herencia o, tal vez, la consecuencia deel fracaso del siglo ilustrado.